Hogar

Proyectos de Hogares Brillantes, 8 cosas básicas para hacer y no hacer el bricolaje

¡Bienvenidos a Brighter Home Projects! En esta serie, exploramos la renovación del hogar, la reparación y una variedad de proyectos relacionados tomando en cuenta esta simple idea: eres capaz de más de lo que crees. Cada entrega se centra en proyectos de mejoras para el hogar, información y consejos dirigidos a aumentar tanto su conjunto de habilidades como su confianza en sí mismo.

Cuando te aventuras en el salvaje mundo del “hágalo usted mismo”, puedes sentir como si estuvieras en la cuerda floja sin red de seguridad (porque en esencia lo estás), pero eso no significa que no puedas apilar algunas de las probabilidades a tu favor. Aquí hay algunas cosas simples que hacer y no hacer que podrían ahorrarle un poco de problemas en el camino.

1) Cambiar a métrico

Brighter Home Projects: 8 Basic DIY Do’s and Don’ts Hazte un favor y consigue una cinta métrica con las unidades métricas e imperiales.

Las unidades inglesas (también conocidas como Imperiales) son las unidades de medida dominantes en los Estados Unidos, pero esto no significa que estés casado con ellas. Cuando se lleva a cabo un proyecto DIY, se tiene el control de las unidades que se usan, así que recomiendo que se opte por el sistema métrico. Todas las unidades son divisibles por 10 (genial, en mi opinión), lo que facilita la conversión y reduce la probabilidad de errores.

2) PrácticaPrimera

Antes de probar algo nuevo – especialmente cuando se cortan formas extrañas o se intenta una reparación – practica primero las técnicas básicas en materiales de desecho. A menos que lo hayas hecho (varias veces) antes, no te precipites y cometas un error en el proyecto mismo. Si no tienes materiales de desecho por ahí, asegúrate de conseguir algunos.

3) Obtener materiales de desecho

¿Notas un tema aquí? Guarda tus trozos de madera, los restos de cartón, y otros detritos de otros proyectos. Si necesitas chatarra, o incluso materias primas con las que trabajar, echa un vistazo a tu vecindario en los días de basura a granel o echa un vistazo a la sección gratuita de Craigslist. Tener chatarra no sólo te ahorra dinero cuando necesitas hacer pequeñas reparaciones, sino que también es genial tener cerca esa práctica tan importante que acabo de mencionar.

4) Acostúmbrese a sus herramientas

¡Confía en mí en esto! No te apresures a usar tu nueva herramienta eléctrica y no la rompas en un proyecto, especialmente con herramientas de alta potencia. No sólo puedes arruinar irrevocablemente tu proyecto usando una herramienta con la que no estás familiarizado, sino que también puedes terminar con algunas heridas bastante desagradables. He aprendido esto a través de la experiencia.

Claro, tu nuevo aparato de 15 o 18 voltios te está llamando, pero lee el manual primero. Y si crees que leer el manual es una tontería, intenta explicarle a tu cónyuge por qué acabas de perder un cuarto de pulgada de piel de tu dedo. Y asegúrense de practicar con ese material de desecho para no terminar destruyendo lo que están tratando de arreglar.

5) Usar equipo de protección

Brighter Home Projects: 8 Basic DIY Do’s and Don’ts Puede que no utilices todos estos elementos en todos los proyectos, pero te recomendamos que lo tengas todo a mano y que utilices lo que sea apropiado para tu proyecto.

Hablando de sentirse tonto, a veces la gente opta por no usar guantes, protección ocular, auditiva o máscaras de respiración porque “se interponen” o “no se ven bien”. Estoy aquí para decírselo todo de todas formas. Recibir astillas de madera en los ojos de una sierra circular o fragmentos de metal en los dedos cuando se usa una sierra de vaivén es un verdadero desalentador, sin mencionar los efectos a largo plazo del polvo en los pulmones.

6) Comprar herramientas de inspección

Aunque parezca un gasto innecesario, compre algunas herramientas de inspección. Esto incluye:

  • Un buscador de cables (uno que también identifica los cables detrás de las paredes)
  • Un visor de inspección digital
  • Un probador de voltaje sin contacto (para comprobar los cables con corriente)
  • Un comprobador de salida
  • Un buen multímetro

Tener conciencia de la situación es un factor importante para el éxito, ya sea que se trate de diagnosticar un problema o de hacer el trabajo real.

7) Medir. ¡Medir! ¡MEDIR!

El viejo adagio de “Mide dos veces, corta una vez” está equivocado. Aquí hay una idea mucho mejor (aunque no parece que se salga de la lengua tan fácilmente):

Elaborar un plan, medir dos veces, revisar el plan, medir al menos una vez más, y luego cortar!

Más allá del punto, si todavía estás usando unidades inglesas/imperiales (¿No leíste el Tip #1?), asegúrate de no cometer un error de sustitución – por ejemplo, usando 1/16″ cuando querías usar 1/8″.

8) Saber cuándo decir cuándo

Brighter Home Projects: 8 Basic DIY Do’s and Don’ts Está bien admitir que no puedes completar un proyecto. Es mejor llamar a un profesional para que te ayude que dañar tu casa o lastimarte a ti mismo por ser terco.

No importa cuánto pueda herir tu orgullo, vendrán esos proyectos cuando necesites no sólo pedir ayuda, sino que tendrás que llamar a un profesional. Llamar a un profesional puede parecer que te estás rindiendo, pero la realidad es que los profesionales pasan años adquiriendo habilidades y conocimientos en un campo específico que simplemente no tienes. Llamar a un profesional cuando estás en la cuerda floja, o cuando sabes que ese proyecto está simplemente fuera de tu zona de confort, no es una excusa, es un signo de madurez.

Hay millones de consejos y sugerencias para una exitosa carrera en el hogar del bricolaje, así que envía tus favoritos en la sección de comentarios. Comparte tu sabiduría duramente ganada con el mundo!

Manténganse en sintonía para nuestra próxima entrega de Brighter Home Projects. ¡Vamos a empezar a construir cosas pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *